Whatsapp

MENÚ

CATEGORÍAS DE PRODUCTOS

Inicio

Iglesia

Familia

Niños

Superación personal

Revistas

Jóvenes

Devocionales

Administración

Teología

Biblias e Himnarios

Espíritu de profecía

Escuela sabática

Siempre hay una salida

Siempre hay una salida

$40,000

“Estoy cansado de escuchar a cristianos presentar el evangelio de Jesucristo como una manzana podrida; rogándole a la gente que lo acepte, casi pidiéndoles que le hagan el favor de seguirlo”.

En esta obra, que presento desde el alma, quiero transmitir al Jesús que he aprendido a conocer. Aquel que me ha librado de muchos problemas, que ha bendecido y transformado mi vida. Aquel a quien debo todo lo que soy y lo que seré.

Cuando leo las sagradas escrituras descubro un Jesús Todopoderoso, capaz de silenciar las tormentas, de espantar la muerte y de hacer que personas importantes se rindan a sus pies, suplicándole ayuda. Me encuentro con un Jesús misericordioso, bondadoso con los débiles, perdonador de los arrepentidos y restaurador de los caídos.

Este el mismo Jesús que se atrevió a decirle a Pedro: “Ven”. Aquel que no se quedó atrás sino que permitió que Pedro caminara sobre las aguas y que lo salvó cuando estaba a punto de ahogarse.

Es el Jesús del que miles de predicadores hablan. Aquel que hace llorar a las personas más hostiles; pero el mismo que enternece los corazones de los niños con sus historias fascinantes.

Ese es el Jesús al que algunos desprecian y creen que es un lujo hacerlo; pero el mismo por el que otros están dispuestos a dar la vida y a dejarlo todo. Ese es el Jesús que siempre quise conocer y del que te quiero hablar en este libro.

Lo he visto actuar de manera poderosa en mi propia vida y en la de mi familia y no tengo ningún temor de invitarte a conocerlo. No hay nada más emocionante y sorprendente que verlo actuar en tu propia vida, experimentar un toque Su mano amorosa y cómo cosas sobrenaturales ocurren a tu favor.

Saber que Jesús me ha amado y me ha protegido me conmueve, me sorprende porque a pesar de mis errores está conmigo, enseñándome, transformándome, inspirándome a presentar a otros Su amor para que muchos en la tierra puedan gozar de Su presencia.

Bienvenido a un encuentro inolvidable con el Rey de gloria: El Poderoso Jesucristo.

Información adicional

Autor

Noel Valencia